Paradise Papers’ exhibe corrupción de Felipe Calderón y panistas


En el gobierno de Felipe Calderón, Pemex otorgó un contrato por 10 mil 300 millones de pesos para la renta de una plataforma marina a una empresa recién creada en Campeche, cuyo dueño fundador es esposo de la actual diputada federal por el PAN, Rocío Matesanz Santamaría.

Paradise Papers’ exhibe corrupción de Felipe Calderón y panistas

Policiaca

Septiembre 14, 2019 08:08 hrs.
Policiaca Nacional › México Ciudad de México
ROYER › Extra Portada de México

Regeneración, 08 noviembre 2017.- En los inicios del gobierno de Felipe Calderón, Pemex otorgó un contrato por 10 mil 300 millones de pesos para la renta por cinco años de una plataforma marina a una empresa recién creada en Campeche, cuyo dueño fundador es esposo de la actual diputada federal por el PAN, Rocío Matesanz Santamaría.



Una semana después, las acciones de la empresa fueron transferidas a dos sociedades «de gaveta» que habían sido creadas un mes antes de que Calderón asumiera la Presidencia de México en el paraíso fiscal de Islas Caimán, de acuerdo con documentos de la investigación Paradise Papers.

Con el contrato de Pemex, aquella empresa de reciente creación se cotizó muy alto, y empezó a ser codiciada por inversionistas extranjeros que operaban desde los paraísos fiscales de las islas de Bermudas y Gran Caimán, en el Atlántico, y de Guersney, en el Canal de la Mancha. Consorcios de la India y de Inglaterra intentaron quedarse con la mayoría de la compañía.

La empresa que obtuvo contratos exprés al mes y medio de haber nacido se llama SeaDragon de México.

Su desarrollo fue meteórico, el 15 de marzo de 2007, Pemex publicó en el Diario Oficial la convocatoria para rentar, sin opción a compra, una plataforma de perforación tipo semisumergible o de barco perforador, para operar en el Golfo de México.

Al día siguiente de que se lanzó la convocatoria, dos inversionistas de Tabasco iniciaron trámites para crear la empresa. El 16 de marzo de 2007, la Secretaría de Relaciones Exteriores asignó el permiso número 0400307 para el uso de la razón social SeaDragon de México.

Un mes después el empresario chiapaneco José Farrera Redondo acudió al Registro Público de Ciudad del Carmen a inscribir su nueva empresa, la cual había sido constituida ante el notario Emilio del Río Pacheco.

Es decir, los inversionistas crearon SeaDragon de México mientras estaba en curso el plazo para inscribirse a la licitación de la plataforma. Al mes y medio de nacer, la empresa ya había ganado el contrato de la plataforma con Pemex.

La asignación fue publicada el 1 de junio en el Diario Oficial de la Federación. El contrato fue por 958 millones 655 mil dólares, equivalente en esos días a 10 mil 300 millones de pesos, con vigencia del 20 de junio de 2007 a diciembre de 2014.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.